martes, 1 de julio de 2008

A Coruña: X Congreso Mundial de Semiótica


La Ciudad de A Coruña y la Comunidad Autónoma de Galicia será sede, en septiembre de 2009, del X Congreso Mundial de Semiótica, dedicado a la reflexión sobre el tema general de Cultura de la Comunicación, Comunicación de la Cultura.

Invitamos a todos los especialistas e investigadores a abordar, con rigor y capacidad crítica, el campo natural de la semiótica, es decir, el ámbito de todos los fenómenos significativos en tanto que procesos de comunicación. Desde una perspectiva semiótica, se trata de analizar e interpretar todos los fenómenos sociales y culturales que configuran la actual sociedad de la comunicación.

Este importante Congreso conmemorará el 40 Aniversario de la fundación de la International Association for Semiotic Studies/Association Internationale de Sémiotique (IASS/AIS), fundada en París por Roman Jakobson, André Martinet, Roland Barthes, Algirdas Julien Greimas y Umberto Eco, entre otros, en 1969. Además, convertirá la ciudad de A Coruña en el gran Foro mundial no sólo de la Semiótica, sino también de la Comunicación y la Cultura. Se espera la asistencia de 2500 especialistas en semiótica, un centenar de intelectuales y semiólogos de talla internacional, así como una decena de figuras de primerísimo nivel en esta especialidad científica, todos ellos convocados por la International Association for Semiotic Studies (IASS/AIS).

Ahora, todos los caminos llevan a A Coruña: X reunión de la comunidad mundial de semióticos.

El X Congreso de la Asociación Internacional de Semiótica (IASS), que será organizado por nuestros compañeros españoles en septiembre del 2009 en A Coruña (Galicia), se titula «Cultura de la Comunicación/Comunicación de la Cultura». El tema refleja perfectamente la esencia teórica de nuestra ciencia, la semiótica, así como la situación actual de la «cultura» en el mundo entero. La comunicación es efectivamente uno de los procesos básicos que estudiamos, aunque sin olvidarnos de la otra cara de la moneda: la significación. La comunicación no es sólo el estudio de cómo y cuán eficazmente nos comunicamos, sino de QUÉ comunicamos, es decir, los mensajes y la estructura que los sustenta.

Ahora bien, ¿tiene la comunicación una cultura? ¿La necesita? ¿Es de por sí una cultura, en especial en esta era de la transmisión electrónica mundial de signos a tiempo real? Se ha dicho mucho acerca de la globalización, esta clase de cultura que se propaga por todo el mundo como un nuevo tipo de «civilización» —tal como dijo Norbert Elias— poniendo en peligro e incluso destruyendo las auténticas culturas locales, regionales y nacionales. Creo que no faltan académicos en el mundo que no hayan experimentado últimamente cambios radicales en la cultura de la gestión y la comunicación científicas a diferentes niveles. La semiótica se fundó como una «ciencia eficaz» que aspiraba a la exactitud de las ciencias naturales, fue una nueva «revolución copernicana» en las ciencias humanas, como afirmó Claude Levi-Strauss. Ahora ya sabemos que ha salido victoriosa; sin embargo, ¿están despareciendo todas las ciencias humanas juntas, dando paso a las ciencias puras y olvidando ese lado mixto e interno de nuestra existencia? ¿Cuál es, pues, el ideal de la cultura de la comunicación? ¿Y a qué nos referimos con cultura?

Está claro que la semiótica se ha mantenido como la vanguardia de la ciencia, pero ¿se la puede considerar actual y moderna si se centra únicamente en las últimas innovaciones tecnológicas y comerciales, como los teléfonos móviles, el intertexto, el ciberespacio, las realidades virtuales, la gestión, etc.? Yo creo que la semiótica no existe exclusivamente para la cultura moderna, posmoderna y posthumana, sino que se desarrolla para ofrecer un nuevo aspecto, una nueva «finalidad» también frente a estos fenómenos. La motivación de la semiótica no estriba sólo en su estudio de la cultura y los acuciantes problemas de la humanidad en la actualidad, sino que constituye una teoría y una postura nuevas para todas las culturas, incluso más allá, para todo el mundo natural. ¿Cuál es esta «finalidad» de la semiótica? ¿Está vinculada de algún modo con los valores y las ideologías? La cultura no es simplemente un conjunto de conductas —todas relativas, semejantes y justificadas— para ser observadas desde fuera, sino también una serie de realidades vividas desde dentro, con sus fines y sus aspiraciones.

¿Es la semiótica una aproximación universal a todos estos problemas? En caso de ser universal, también debería ser accesible y enseñada en África, en el mundo árabe y en Asia, fuera de la visión occidental y «eurocentrista» de las cosas, como ya destacó Charles Morris en su momento.

En los congresos mundiales de la IASS, se reúnen y entablan un diálogo todas las «culturas» de la propia semiótica, todas las lenguas, todas las épocas, todos los niveles de educación. Si somos expertos en comunicación, lo primero es comunicarnos entre nosotros, sin que importe la escuela ni la orientación de nuestras investigaciones. A Coruña es un lugar ideal para este diálogo dada su ubicación geográfica entre el oeste y el este, el norte y el sur, así como por sus raíces históricas. Así pues, no cabe duda de que este congreso de la IASS será recordado como un gran hito del décimo encuentro mundial de nuestra disciplina.

Heiko: Oddicapeacock, Alemania, 2008.

No hay comentarios: